Neumólogo en Quito. Doctor Francisco X. Tamayo, Neumología, Enfermedades Respiratorias

OXIMETRIA

E-mail Print PDF

OXIMETRO

La oximetría de pulso es un método no invasivo para medir la saturación de oxígeno en la hemoglobina y la frecuencia cardiaca efectiva. La medición se basa en el principio de absorción y reflexión de la longitud de onda de la luz infrarroja para determinar la cantidad de HbO2 y desoxiHb en la sangre que pasa por los capilares donde se realiza la medición.

Ambos tipos de hemoglobina tienen diferente color, por lo tanto el coeficiente de absorción de la onda de luz es diferente para cada uno de los casos por separado, de esta manera tenemos longitudes de onda de 660nm y de 940nm.

 

Funcionamiento:

El dispositivo de Oximetría u oxímetro de pulso consta de varias partes, las cuales son:

  • Sensor de pulso: Esta consta de un emisor de luz y un receptor, los cuales envía la información de la cantidad de luz que se envió desde el emisor y la cantidad que se recibió. 
  • Unidad de procesamiento: La unidad de procesamiento representa una interface entre los datos que se reciben y el usuario, es la que se encarga de saber cuánta luz fue absorbida en el capilar a la hora de que la luz atravesara, calculando de esta forma cuanta hemoglobina se encuentra saturada de oxigeno según la longitud de onda que atraviesa la zona de medición, la unidad procesadora conoce de previo las diferentes longitudes de onda que se envían desde el emisor de luz.

Es importante denotar que la HbO2 absorbe mas luz infrarroja que roja, y este es el haz de luz con el que la unidad procesadora realiza el cálculo de la saturación de oxigeno, mientras que la desoxiHb lo que absorbe es principalmente luz roja. En este cálculo la unidad de procesamiento saca una relación entre la cantidad luz pulsátil y no pulsátil de cada longitud de onda para luego hacer una expresión numérica que es lo que nosotros logramos observar en las pantallas de los oxímetros de pulso. Para ello lo realiza mediante la siguiente ecuación.